miércoles, 2 de marzo de 2011

Sobre si soy fanático, dogmático...¿que más?
¿No lo somos todos, cada uno en su propio mundo, en su propio ambiente, en sus propios gustos?

Lo que ocurre es que cuando se trata de religión...hay muchos reparos.
Pero cuando se trata de Dios: se llama fanatismo a la convicción.

Para mí fan-ático es algo que implica lo visceral.

¿No eres tu fanática al no querer tratar estos asuntos?

La fe es fanatismo.
Y la no fe ¿no es también fanatismo?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Nota: solo los miembros de este blog pueden publicar comentarios.